5. ¿Cómo utilizar Personality I.D.®?

El primer paso es COMPRENDER EL CONCEPTO D. I. S. C. DE LA PERSONALIDAD.

INTRODUCCIÓN:

Este instrumento de descubrimiento de la personalidad está basado en la teoría de conducta humana D.I.S.C., la cual tiene cuatro dimensiones. P.I.D. gira el gráfico horizontalmente y le da igual valor a ambos extremos del continuo. De la misma manera, llamamos Adaptable al opuesto de Directivo. No le llamamos 'baja D'. Es decir, en lugar de enfocarse en quién la persona no es, este instrumento permite enfocarse en quién la persona realmente es.

Si desea comparar este instrumento con otras encuestas de la personalidad que utilizan las cuatro dimensiones primarias del comportamiento, observará que aún puede referirse al lado derecho del gráfico y ubicar las dimensiones D, I, S y C. Además, el Dr. Tim LaHaye y Florence Littauer han escrito excelentes libros acerca del temperamento, utilizando la terminología tradicional para estas dimensiones: Colérico (D), Sanguíneo (I), Flemático (S) y Melancólico (C). Los autores Gary Smalley y John Trent utilizan los términos León (D), Nutria (I), Golden Retriever (S) y Castor (C) en algunos de sus libros y presentaciones para describir estas mismas cuatro dimensiones.

Con el fin de aplicar la información recibida, es importante comprender varios conceptos claves:

  • Todos nacemos con ciertas diferencias de personalidad, y, por consecuencia, nos motivan circunstancias, oportunidades y ambientes distintos.
  • Estas diferencias en la motivación nos permiten hacer ciertas cosas mejor que otras.
  • Diferente no significa malo. Por lo tanto, debemos aceptar y respetar a aquellos cuya personalidad es distinta a la nuestra. No es nuestro trabajo cambiar a los demás.
  • Todos los perfiles/personas poseen fortalezas y debilidades. Los perfiles no deben utilizarse como excusa para ignorar los malos hábitos o defectos del carácter.
  • Al comprender nuestra personalidad, así como la manera en que los demás son distintos, estamos capacitados para manejar mejor nuestra propia vida y trabajar en forma más efectiva con los demás.